Cómo lavar la lana

Muchos de nosotros al ver la lana nos preguntamos cómo es el proceso de transformación.

Lo primero es obtener lana, desde aquí os animo a encargarme lana para el año próximo, pues ya sabéis que se tira. Pero no penséis que es suave y algodonosa. Eso viene después. Lo de antes puede convertirse en toda una aventura. Si tenéis suerte y probáis de entrada con un vellón de lana merina, pues la aventura será bastante amable, sobre todo si las ovejas están limpias y cuidadas. Pero cada oveja es un mundo, siendo algunas lanas tupidas y densas, mientras otras tienen el pelo muy corto y con una gran cantidad de lanolina, por lo que tras mucho lavar seguirá pareciéndonos que es grasa.

Sigue leyendo